Noche bohemia de aniversario en el Museo Regional del Valle del Fuerte

En el marco del 40 aniversario del CBTis 43,  el día 29 de noviembre se realizó la tan esperada “Noche Bohemia”, evento donde alumnos, ex alumnos, docentes y jubilados compartieron el queso, pan y vino a la luz de las velas. De fondo, el emblemático Museo Regional del Valle del Fuerte y buena música.

El programa se dividió en dos partes, en la primera los alumnos sobresalientes de esta institución cantaron a los más de 160 personas ahí reunidas, cantaron temas como “pero me acurdo de ti”, “amémonos”,  “a mi manera”, “Pienso en ti”, “hijo de la luna”, “por ti volare”, “ya te olvide”, “yo no nací para amar”, solo por mencionar algunas, los alumnos que recibieron las palmas del público fueron: Roberto Chicuate, Anahís Marisol Medina, Arisbé de la Barrera, María José Bojórquez, Carolina Ochoa, Dahna Merari Berumen, Maralyn López y Edgar Abraham Ortiz, así como el talentoso grupo de música del CBTis 43.

Para la segunda parte, subieron al escenario los artistas invitados de la noche, Lic. Mario Dasaev Aguirre quien nos interpretó algunas melodías, para después subir sus compañeros maestros de música de ITESUM: Lic. Arturo Aboyte, Lic. Pedro Valenzuela y el Profr. Salvador López Higuera, quien coordina el taller de música del CBTis 43 y quien estuvo a cargo de esta bonita noche musical.

Para finalizar esta velada, tres docentes de esta escuela, subieron al escenario, la Dra de la escuela Yuliana Zunev Chang quien canto “como han pasado los años” y “lo dejaría todo”, para dar paso al subdirector del plantel Lic. Victor Hugo Barajas, para interpretar dos canciones de José Luis Perales, “me llamas” y “te quiero”, recibiendo esto gran ovación del público, pidiendo una canción más.  Para cerrar con broche de oro, la talentosa voz de la maestra Guadalupe Aldapa Torres, quien tomó el escenario y lo hizo suyo con las canciones, “para vivir”, “palabras de amor” y “no llores por mí Argentina”, melodía en la que fue acompañada en lo alto del Museo Regional por la bailarina Carolina Armenta, alumna del plantel que le dio el toque mágico a dos canciones a lo largo de la noche con su sutil y bonito baile.